Más de 140 de empresas se instalan en los polígonos de Reus en los últimos dos años

Las zonas industriales suman un total de 714 actividades, lo que representa un aumento de más del 25% respecto a 2017

Volver a Noticias

Los polígonos de Reus han experimentado un importante crecimiento en los últimos años: si 2017 cerró con un total de 570 empresas, este 2020 la cifra asciende a 714, según datos actualizados a fecha de este pasado lunes, 24 de agosto, del censo de actividades económicas en el Portal de Dades Obertes del Ayuntamiento de Reus. Se trata de un aumento del 25,26%.

Un crecimiento que se ha acelerado especialmente estos dos últimos años. A modo de ejemplo, entre 2013 y 2017 se instalaron 62 nuevas empresas en los polígonos industriales de la ciudad. Ahora, en la mitad de tiempo, la actividad ha aumentado el doble.

Tras estas cifras positivas, el presidente de la Comissió d’Indústria de la Cambra de Comerç de Reus y presidente de la Associació d’Empresaris i Propietaris dels Polígons de Reus (APIR), Gerard Pagès, destaca la gran demanda que hay a nivel empresarial y de industrias en la capital del Baix Camp.

Las ventajas: buenas comunicaciones, precios más económicos respecto a otras zonas «y, además, ya tenemos fibra óptica, que es lo que nos restaba competitividad», recuerda.

A pesar de las buenas perspectivas y las ventajas de los polígonos de la ciudad, Pagès considera que Reus tiene un problema: falta espacio. Y es que «las parcelas tienen una superficie muy pequeña», lo que limita a las grandes empresas. «Hay interesados en ubicarse aquí, pero no encuentran el espacio suficiente», detalla. La solución adoptada por parte del Ayuntamiento en el caso de los solares municipales ha sido reparcelar para conseguir terrenos con una mayor superficie, lo que atrae a las grandes empresas.

Ejemplo de ello es el polígono H6, ubicado en la carretera de Bellissens y junto al término de Vila-seca. Fue urbanizado hace más de 15 años, pero ninguna empresa se ha instalado allí. «Al final, la apuesta ha sido reconvertir el polígono en un par de parcelas grandes. Con este paso, el Ayuntamiento está en negociaciones con alguna empresa interesada», explica Gerard Pagès. Si las negociaciones llegan a buen puerto, el consistorio procederá a instalar agua y luz, los dos servicios que faltan para que el polígono esté totalmente equipado.

«Se tienen que superar las parcelas de 1.000 metros y apostar por ofrecer de 15.000. Es la fórmula para atraer a las grandes empresas. El problema es que el Ayuntamiento tiene ya poco margen de maniobra porque no quedan casi terrenos municipales, así que hay falta de espacio», añade el presidente de APIR y de la Comissió d’Indústria de la Cambra.

La última operación realizada fue a principios de agosto, con la adjudicación de dos lotes de suelo industrial de Redessa 3 a dos empresas del sector agroalimentario. El lote 1 –adjudicado a Anglo Montcada S.L.– constaba de ocho parcelas, con una superficie de casi 6.000 metros cuadrados y vendido por 840.000 euros. También se adjudicó el lote 4, adquirido por la empresa La Morella Nuts SAU.

En este caso se trataba de una única parcela de unos 2.800 metros cuadrados y un valor de 402.001 euros. Otros dos lotes quedaron desiertos. En cuanto al importe pagado por ambas empresas, un total de 1.242.000 euros, el Ayuntamiento de Reus los destinará a la construcción de vivienda social, si así lo aprueba el Consell d’Administració de REDESSA. 

AgroReus, el más activo

De los 15 polígonos industriales que hay en la ciudad, AgroReus es el que suma un mayor número de empresas. Según el censo de actividades, acumula un total de 209. Mas de les Ànimes es el segundo polígono, con 179 empresas, seguido de Dyna (105). Más pequeños son Mas Ferrer (65), Granja Vila (48), Tecnoparc (46), Illes Medes (37) o Mas Sunyer (25). Mas de les Ànimes sería el que más ha crecido desde 2017, con 42 empresas nuevas.


Fuente: diaritarragona