Sánchez prevé crear 800.000 puestos de trabajo en 3 años

El Presidente español ha anunciado que los Presupuestos de 2021 ya adelantarán 27.000 millones de euros de los fondos.

Volver a Noticias

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha presentado este miércoles supondrá una inyección a la economía española de 72.000 millones de euros procedentes de los fondos europeos en tres años. Según el presidente español permitirán un crecimiento del 2,5% del PIB y la creación de "más de 800.000 puestos de trabajo" entre 2021 y 2023. Para hacerlo posible, el ejecutivo español "avanzará" ya 27.000 MEUR de estos fondos a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2021. El plan se estructura en cuatro grandes ejes: la transición ecológica, la dimensión digital, la igualdad de género y la cohesión social. Según Sánchez, destinará el 37% de los recursos a la inversión verde y el 33% a la transición digital.

Sánchez ha presentado el plan en un acto que ha empezado con una interpretación a piano del himno de Europa y con una bandera europea de fondo. Han estado presentes con soporte tecnológico todos los miembros de su gobierno, los máximos representantes de la patronal y los sindicatos y los embajadores de los 27 países miembros de la UE. En total 200 invitados por teleconferencia, entre ellos miembros de la sociedad civil y responsables de los medios de comunicación.

El acto bajo el lema "España puede" ha servido para presentar los ejes de una "segunda gran modernización de la economía española" que ha estado elaborando durante los últimos meses su gobierno. Son las políticas principales que según el presidente español tienen que permitir recuperar la economía española y garantizar "un crecimiento sólido, duradero e inclusivo".

El presidente español ha afirmado que la formación de su gobierno abrió una etapa de modernización que va quedado parada por la pandemia de la covid y el gobierno español se centró en "salvar vidas" y activó un "escudo económico y social sin precedentes". "Decidimos resistir para avanzar" y "actuamos desde el primer momento con medidas destinadas a paliar los daños a los ciudadanos".

Por este motivo ha reivindicado "el esfuerzo colectivo" que supuso la activación de 200.000 millones de euros "para proteger las empresas" y "hoy afortunadamente más de 53.000 empresas siguen su actividad". También se protegió, ha dicho, a 3,4 millones de trabajadores con los ERTE, de los que el 80% "ha vuelto a su trabajo", y también se activó una prestación para 1,5 millones de autónomos, de la que se benefician 150.000.

"A pesar del griterío partidista", ha dicho, "todo lo estamos haciendo con apoyo de la unión". Algunos ejemplos, según Sánchez, son los acuerdos con los agentes sociales. "Este es el camino que continuaremos: el del diálogo social".

En este punto ha querido hacer un reconocimiento a la UE, que "ha estado a la altura del desafío" con "una respuesta solidaria y unida". "Sabemos que después del golpe sanitario los organismos prevén que el crecimiento del PIB se sitúe al tercer trimestre muy por encima del crecimiento del 10% intertrimestral, y por tanto recupere parte, no toda, de la caída inicial"

De cara al 2021, según Sánchez, el crecimiento que calcula el FMI es del 7,2% del PIB. "Hablamos de una recuperación y crecimiento que no vendrán solos y que piden la movilización y esfuerzo de todas las energías nacionales disponibles".

Por eso, según Sánchez, este Plan es "para una nueva modernización de España". "El mundo ha cambiado y tenemos que acelerar la transformación del país si nos queremos ganar el futuro". Por lo tanto según Sánchez "no se trata solo de recuperación, sino de transformar la economía para crecer de manera más robusta y sostenible".

Un plan para "los próximos seis años" centrado en los tres primeros.

Sánchez recordado que los fondos Next Generation de la UE supondrán fondos para el Estado por valor de140.000 millones de euros, el equivalente del 11% del PIB del 2019, y la ejecución de los fondos será a seis años, entre 2021 y 2026.

El Plan de Recuperación tiene un horizonte de seis años, pero según Sánchez el peso se centra en los tres primeros. "Nos concentraremos en proyectos que se podrán poner en marcha en los próximos tres años". Serán 72.000 millones de euros para el periodo 2021-2023.

Según Sánchez se ejecutarán a través de los fondos europeos, el primero el plan de Recuperación y Resiliencia con 53.000 millones de euros, y lo React con 12.400 millones de euros. Son recursos a los que se suman 79.000 millones de euros previstos para España por los fondos estructurales y la política agrícola.

Una cantidad "extraordinaria", ha dicho Sánchez, que se destinará principalmente a la modernización. Por eso la inversión verde representa el 37% del plan, y la transición digital el 33%. "La misión del plan es la creación de centenares de miles de puestos de trabajo y empresas".

Según Sánchez, el plan creará un impacto de 2,5 puntos del PIB y creará 800.000 puestos de trabajo en tres años. Además, ha dicho, "el plan rejuvenecerá el tejido productivo" e impulsará la ciencia, la industria, la innovación, el desarrollo.

27.000 millones de euros en los PGE 2021

El gobierno español trabaja en la elaboración de los PGE del 2021, y según Sánchez ha decidido "acelerar el calendario". Por eso avanzará ya en los presupuestos 27.000 millones de euros del Plan de Recuperación independientemente de la llegada efectiva de los fondos.

La presentación del plan continúa a las 18.00h. Será el turno de los cuatro vicepresidentes. Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera desarrollarán la presentación del plan con la exposición de sus pilares principales. Según La Moncloa, este es "un ejercicio colectivo del ejecutivo donde se expondrán las principales cifras y políticas" del plan para "iniciar la segunda gran modernización de la economía española".

El acto ha tenido lugar después de que este martes el gobierno español aprobara el techo de gasto y el cuadro macroeconómico. El ejecutivo elevó más de un 50% el techo de gasto para el 2021 hasta 196.097 millones de euros, y empeoró la previsión de caída del PIB al 11,2% este año y sitúa el paro al 17,1%. La deuda se situaría en el 118% del PIB el 2020.

En cuanto al ejecutivo contempla un aumento del PIB del 7,2% el año que viene que podría llegar al 9,8% si se tiene en cuenta el efecto de los fondos europeos. La tasa de paro se situaría al 16,9% el próximo año.


Fuente: diaritarragona