Networking empresarial en presencial remoto

La Barcelona New Economy Week (BNEW) arranca este 6 de octubre con una propuesta de evento empresarial híbrido con más de 8.000 asistentes

Volver a Noticias

El Mobile World Congress (MWC) fue el primero en aplazar. Desde entonces, este ha sido el año de las cancelaciones, aplazamientos y reinvenciones de múltiples eventos presenciales, con las ferias y congresos a la cabeza. En plena Gran Reclusión, desde el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), entidad organizadora de algunas de las ferias y congresos con mayor atracción internacional de Barcelona, decidió «hacer un evento que se pudiese llevar a cabo independientemente de la pandemia, en un híbrido entre presencial y digital», explica Pere Navarro, delegado especial del Estado en el CZFB.

De ese propósito surgió la Barcelona New Economy Week (BNEW), que entre el 6 y 9 de octubre reunirá a más de 8.000 asistentes (de los que se prevé que un 90% participen de forma online) para debatir y hacer negocios en cinco sectores económicos clave: logística, real estate, e-commerce, industria digital y zonas económicas.

Más de 350 speakers de primer nivel ofrecerán charlas en streaming a través de los cinco platós de televisión habilitados en Barcelona para este evento, que se podrá seguir en directo mediante una plataforma digital con seis canales, especialmente desarrollada para él.

Pero los organizadores de la BNEW no han querido limitarse a un formato de congreso en streaming, sino que han buscado capturar uno de los valores que tienen estos eventos: el networking empresarial y la capacidad de impulsar negocios aprovechando la asistencia a una feria o un congreso.

La Barcelona New Economy Week es un evento híbrido en presencial remoto, dirigido a un público profesional B2B (Business to Business), que «permite a todas las personas inscritas no solo asistir al evento, sino participar en él y crear redes de contactos», explica Pere Navarro, que es también presidente de BNEW.

Algoritmos y salas privadas
«En el momento de registrarse -prosigue Pere Navarro-, a los asistentes se les piden una serie de datos profesionales. Con esos datos, hay un algoritmo que conecta a todas las personas interesadas en los mismos temas. A partir de ahí, esas personas pueden concertar una reunión y reservar una sala virtual privada para llevarla a cabo».

Las posibilidades de interacción no acaban ahí. Como en toda feria, «habrá empresas que se mostrarán a través del BVillage», explica Pere Navarro, una suerte de salón virtual para estands de empresa al que los asistentes a este evento pueden acudir para agendar también aquí encuentros virtuales en salas privadas. «Es como cuando vas a una feria -prosigue Navarro-, ves un estand de empresa, intercambias tarjetas de visita y después quedas para tener una reunión».

Con todo, el presidente de BNEW aclara: «Va a ser algo muy diferente a una feria o un congreso. Nosotros volveremos a hacer ferias, pero también tenemos intención de seguir con BNEW. Serán eventos complementarios que se alimentarán entre ellos. Ambas cosas pueden subsistir de manera conjunta, y pienso que en las próximas ferias que impulse el CZFB se incluirán también este tipo de plataformas».

En el caso de la plataforma tecnológica desarrollada para BNEW, «hemos querido que fuera muy interactiva y es una plataforma muy compleja, que no existía en el mercado», explica Pere Navarro, que añade que «hacía tiempo que reflexionábamos sobre cuál era el futuro de las ferias y congresos; BNEW ha plasmado esa reflexión que habíamos hecho, y lo hemos tenido que hacer en un tiempo récord y con un confinamiento».

BNEW encara su primera edición con más de 7.500 inscritos (un 30% internacionales) y la previsión de que un millar de personas visiten físicamente los escenarios y emplazamientos emblemáticos. Medio centenar de startups y 128 empresas con ‘estand’ en el BVillage, además de 32 actividades culturales y gastronómicas, 12 inspirational speakers en los platós, 221 speakers presentes físicamente y 125 speakers online completan las cifras de partida de esta propuesta que, en palabras de Pere Navarro, quiere «contribuir a la recuperación económica global».  


Fuente: diaridetarragona